fbpx

Los primeros segundos son determinantes

 

Por desgracia, cuando realizamos una presentación, no existe una segunda oportunidad para causar una primera buena impresión. Contrariamente a lo que muchos podríamos pensar, los primeros segundos al conocer una persona son decisivos. Y no digo los primeros minutos, sino segundos.

 

Si causamos una primera mala impresión, antes incluso de que abramos la boca, llevará mucho tiempo que la persona supere este juicio. En el momento me haga un juicio sobre ti, mucho me va a costar cambiarlo, así que la presentación es fundamental.

 

Como dijo Oscar Wilde:

 

El mayor objetivo es parecer confiable, generar confianza. A continuación te voy a dar unos consejos para que en esta primera impresión puedas parecer confiable de cara a tus alumnos.

 

¿Qué puedes hacer en presencial?

  • Energía y entusiasmo: preséntate con fuerza, “échale un puntito” especial.
  • Mirada a los ojos: sobretodo en los cursos con grupos reducidos.
  • Sonreir: sonrie de dientes, esto cambia totalmente el estado de ánimo.
  • Corporalidad: genera altura, saca pecho, posiciona los hombres de cara a la persona (en los hombros está la atención de la persona). El pecho hacia adelante demuestra interés.

Recuerda, lo importante es la relación: lo que realmente me interesa en esta primera impresión es saber si eres una amenaza para mi o no. Vamos a ser humanos, no robots y nos vamos a reunir y tratar como personas de igual a igual. Nos reunimos con personas, independientemente del cargo: si hablas con un CEO, por ejemplo, y te sitúas por debajo, ya está, eres servidumbre para esa persona. Así que tratémonos de igual a igual.

 

¿Y qué puedes hacer en online?

Además de todas las variables ya comentadas para el presencial, ten en cuenta estas otras:

  • Luz: asegúrate de que tengas buena luz cuando realices tus clases online. Si se ve muy oscuro generarás desconfianza.
  • Mira a la cámara: lo sé, es complicado, pero cuando grabes tus vídeos asegúrate de mirar a la cámara, para que los alumnos tengan la sensación de que les estás mirando a los ojos. Cuando estés dando las clases, no te mires a ti mismo/a y en cómo sales en pantalla, ya que si no miras a la cámara darás la sensación de que estás mirando hacia un lado.
  • Buena conexión y buen sonido: parece obvio, pero no siempre lo hacemos así. No hay nada que distraiga más que la conexión o el sonido del docente empiece a entrecortarse, congelarse la imagen, etc. Mi consejo es que conectes tu ordenador directamente al router mediante un cable LAN, para asegurarte de que tienes la conexión perfecta y no se corte.

 

Para finalizar, me gustaría recordarte que pongas energía y entusiasmo tanto en tus clases como en presentaciones en general, que no te olvides de sonreír (mejor enseñando los dientes), que mires a los ojos y, muy importante, que hagas resúmenes de lo visto antes de finalizar tus reuniones.

Asimismo, la presencia visual lo es todo y según varios estudios, los alumnos nos ven como 5% cara y manos versus 95% vestimenta. Así que asocia tu comportamiento a tu aspecto.

 

Consigue gratis tu kit de recursos

Empieza a vender tus cursos online. O bien digitaliza tu academia o escuela. Aunque no seas una persona técnica.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad